Dulce tu queja

             Este poema no pretende ser una réplica de su homónimo, que es insuperable, sino un homenaje y recuerdo a ese gran poeta.

 

La solitaria rosa de tu aliento,

un soplo sobre el cuello y en silencio,

regresiones de miel en entretiempo,

pies mojados, mejillas y tu acento.

 

La sanitaria rosa de tu aliento,

remolino de luz, ya te presencio,

con el barniz de azúcar de tu lienzo,

y en las notas de copla de este verso

 

Todo recuerda a ti, oculto mío

decorando las aguas de mi rio

correntía en la vid del sentimiento.

 

Todo recuerda a ti, dulce tormento

enajenado otoño de tus bríos,

que se versa en abril por un momento.

 

Anuncios

Tarde de slam

Los que estéis en Madrid, todavía es tiempo para una tarde de slam…( y qué yo vea esos ánimos a mi chica Boadicea!!!😀😀😀😀, y a todos los demás, que son todos geniales!!😊😊😊)

Buena tarde de domingo